Tarjetas de conducir para indocumentados de Oregon se queda en espera

Tarjetas de conducir para indocumentados de Oregon se queda en espera
Este es un ejemplo de cómo luciría la licencia de corto plazo para personas que no puedan probar su residencia legal en los Estados Unidos. Las tarjetas tendrían impreso "Corto Plazo" en la esquina parte inferior derecha.

 SALEM, Ore. - Electores de Oregon son quienes decidirán si las tarjetas de conducir son válidas en el estado para residentes que no puedan probar su residencia legal en los Estados Unidos.

La Legislatura de Oregon aprobó a principios de este año un proyecto de ley que autorizaría permisos de conducir. Luego el gobernador John Kitzhabe la convirtió en ley.
Pero oponentes lograron entregar el número de firmas suficientes para remitir la propuesta a las papeletas de noviembre de 2014.
 
Esto significa que la ley no entrará en vigor cómo programado para el primero de enero.
 
"La razón es, expedir una licencia de conducir a alguien no significa que los caminos estarán más seguros", dijo Jim Ludwick, el director de comunicaciones de Oregonians for Immigration Reform. "Otorgar licencias de conducir a quien ha quebrantado otras leyes no mejorará en nada la seguridad en los caminos, porque en realidad, les va a hacer sentir que están por encima de la ley".
 
El grupo de Ludwick necesitaba 58,412 firmas y recolectaron cerca de 70,000. El referéndum bloquea el Proyecto de Ley del Senado (SB) 833, el cual el gobernador John Kitzhaber convirtió en ley el primero de mayo.
 
Simpatizantes de la SB 833 dicen que las tarjetas de conducir incrementaría la seguridad en los caminos.
 
La ley beneficiaría a los miles de inmigrantes de Oregon que no tienen estatus legal, aunque otros, incluyendo los de la tercera edad, indigentes y veteranos que no tienen documentos de identificación apropiada, hubieran podido tramitar una licencia regular.
 
"El estado necesita este tipo de leyes porque cada automovilista en los caminos de Oregon necesita conocer las leyes de conducir y pasar una examen de manejo", dijo Ron Louie, exjefa de agentes del Departamento de Policía de Hillsboro. "Todos en posesión de una licencia de conducir deben contar con un seguro de carro y esta ley iba a hacer nuestros caminos más seguros y protegería a quienes transitan en las carreteras de pérdidas económicas o en la prevención de lesiones. En este momento no tenemos ese tipo de protección y muchos manejan sin licencia, sin conocer las leyes de manejo y sin seguro de auto".
 
La ley exigía a motoristas a pasar un examen para conducir y no sería válida para comprar un arma de fuego, para abordar un avión, para votar o recibir subsidios estatales.
 
Las licencias tendrían impreso "Tarjeta de Conducir" para distinguirse de la licencia de manejo regular que expide el estado a residentes legales.
 
Ludwick dijo que la ley podría ser perjudicial, en referencia a la relación de la ley con la Asociación de Víveros de Oregon.
 
"¿Es mera coincidencia que muchos de sus trabajadores son indocumentados?", dijo. "Si los ciudadanos de los Estados Unidos tienen que competir con indocumentados por empleo, también tiene un efecto en los salarios".
 
Agregó que "el gobernador quiere traer inmigrantes indocumentados a hacer trabajos que haciamos cuando eramos niños, trabajos de temporada".
 
Trece estados, incluyendo Oregon, ejercen leyes que permiten a inmigrantes, sin importar su estatus legal, a obtener una licencia o tarjeta de conducir, de acuerdo a la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.
 
La verificación oficial de los resultados del referéndum será el 5 de noviembre.